Una plantación de encinas micorrizadas con trufa negra debe proyectarse en terenos calizos, con textura suficientemente aireada y en climas muy específicos, para su correcta implantación y futura producción del hongo deseado.

 

La supervivencia en los primeros meses de las plantas se deberá a varios factores: 

 

– Robustez del cuello de la raíz de las plantas de vivero

 

– Riegos de supervivencia, en especial si la plantación se realiza en primavera.

 

– Buena ejecución del transplante, alcorques y limpieza de plantas en el entorno de los árboles. 

 

La distribución de las encinas, se definirá de tal manera que permita el suficiente desarrollo de las raices entre los árboles, así como permitir una insolación correcta del suelo.  

 

El cerramiento de la finca es imprescindible, para evitar el acceso de animales que pueden dañar las plantas jóvenes, así como la contaminación con esporas propagadas por jabalíes, ciervos y tejones.

 

El sistema de riego debe de ser previsto desde el primer momento, aunque los tres primeros años puede sustituirse por unos riegos de emergencia en caso de sequía.

Durante los primeros 7-10 años se deberán realizar trabajos de limpieza, escarda, poda y riego de las plantas para su arraigo e implantación del hongo . Se empezará a observar la aparición de ‘quemados’ (áreas circulares desprovistas de hierbas o con inversión de especies herbáceas) alrededor de los troncos, fruto de la función ‘herbicida’ de las reacciones metabólicas que está produciendo el hongo bajo el terreno.

Encina recién plantada

El replanteo de hileras, la realización de los hoyos y el transplante de las plantas, es un trabajo clave en la implantación de las encinas en nuevo entorno.

Realización alcorque

El alcorque optimiza la recogida de agua de lluvia para ser aprovechada por los árboles jóvenes.

Cerramiento perimetral

El cerramiento impide el acceso de animales que pueden dañar los árboles, el terreno y la difusión de esporas externas a la finca.

Riego de supervivencia

Si antes de instalar el riego hubiera largos periodos de sequía, es imprescindible poder aportar un riego de supervivencia mediante cuba o cualquier otro método.

Red de riego

La sectorización de la red de riego es imprescindible para un dimensionamiento razonable de la cabecera de riego.

Cabecera de riego

La fuente de agua, el almacenamiento, la impulsión y el sistema de gestión de riegos se suelen ubicar en la cabecera de riego.

Sistema de comunicaciones y seguridad

La necesidade de control de riegos, supervisión de parámetros meteorológicos, alarmas y videovigilancia exige la conectividad de las fincas con la ‘nube’ cibernética.

La conectividad de datos en el campo se realiza a través de enlaces Wifi, 4G o VSat.

Social Share Buttons and Icons powered by Ultimatelysocial
Facebook
Twitter
YouTube
Instagram